Experimento del día: arena kinética

Después de un par de semanas de post de reflexión y opinión personal, hoy vengo con algo mucho más liviano y que creo que os puede venir bien para hacer con vuestros peques. Se trata de hacer arena kinética casera, o arena mágica. Es un tipo de arena que no mancha y con un tacto mucho más suave que la arena normal. Una gozada 😀

Quienes me seguís en Instagram ya habéis podido ver cómo disfrutaba Valentina con esta actividad. Y es que las actividades sensoriales para niños tan pequeños son ideales. Ese tipo de experimentación es la que más les gusta: guarrear, básicamente jeje

Para hacerla necesitareis únicamente dos ingredientes: harina y aceite de bebé. Mezcláis 8 tazas de harina con una de aceite y ¡a disfrutar!

Me encanta cuando se concentra en lo que hace y saca su lenguita fuera jeje

Y, por supuesto, luego a recoger todo

Esta arena por supuesto se puede comprar en jugueterías o grandes superficies, como Amazon, pero suele ser bastante cara. Creo que ésta es una buena “receta” para tenerla en casa y así dejar a los más pequeños que sean ellos quienes la creen 😀

Si te ha gustado, si crees que puedo ayudar a más gente, comparte en RRSS y dale a me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *