Cómo educar niños maravillosos con el método Montessori – Tim Seldin

Tim Seldin es el presidente de The Montessori Foundation. Autor de varias publicaciones como “Cómo obtener lo mejor de tus hijos” y de éste libro, “Cómo educar niños maravillosos con el método Montessori”

En este libro se dan una serie de pautas muy básicas y una relación de actividades posibles a realizar con los niños de 0 a 6 años. En general, el libro está bien. Da algunas ideas para hacer con los peques y es muy fácil y cómodo de leer. Sin embargo, no es un libro para comenzar con el método Montessori, pues no explica las ideas más generales del método ni se centra en él, sino más bien en distintas actividades a realizar con los niños. No explica cómo hacer presentaciones de manera específica o el objetivo real de cada actividad, sino que hace un barrido general por algunos materiales muy conocidos del método, como la torre rosa o las cajas de color, y por otras típicas como algunos trasvases o ejercicios de vida práctica. Yo no lo recomendaría para alguien que no conoce las ideas generales del método, sino más bien para las personas que ya hayan recibido alguna formación más concreta y específica de la metodología y filosofía Montessori (porque es más una filosofía de vida que una metodología pedagógica).

Para mi entender, hay un capítulo que sobra por completo: el capítulo 4 sobre mantener la paz. En este capítulo se menciona hasta en 7 ocasiones (3 de ellas en la misma página) la frase “luchas de poder”. La maternidad/paternidad y la enseñanza de los niños NO DEBERÍA SER UNA LUCHA DE PODER. Primero, porque no es una guerra lo que estás haciendo. Son tus hijos, tus alumnos los que esperan lo mejor de ti y eso, sin lugar a dudas, no es una pelea continua. Y si así lo sientes, algo no va del todo bien. Y segundo, porque está más que demostrado por la neurociencia que el cerebro de un niño de entre 0 y 6 años de edad (aproximadamente) no tiene la capacidad para hacer planes maquiavélicos para arruinarte o hacerte la vida imposible. Hay muchas publicaciones al respecto que unen la neurociencia con la pedagogía y que cada vez dan más la razón a las pedagogías alternativas frente a las más tradicionales. Uno de los libros en los que se explica muy bien cómo evoluciona el cerebro en los primeros años de vida, y cómo se manifiesta eso en los niños es “El cerebro del niño” de Daniel J. Siegel (lo tengo a medio leer, escribiré reseña en breve si no pasa nada). También hay otro de un autor español, Álvaro Bilbao, que tiene muy buena fama, pero que aún no he tenido la oportunidad de leer: “El cerebro del niño explicado para padres”. Incluso hay artículos en la red que hablan de cómo esta “neuropedagogía” respalda los descubrimientos hechos por María Montessori hace ya más de 100 años (puedes leer uno de ellos aquí). Sin embargo, creo que en esta ocasión el autor no ha sabido reflejar como esta pedagogía trata de mantener la paz entre los niños.

Por lo que yo he podido percibir, el autor se ha centrado más en “traducir” al padre/madre/educador de educación tradicional los términos que usan a cómo tratarlo según Montessori. Pero no estoy de acuerdo en nada de lo que dice, y mucho menos en cómo lo dice. La manera en que el autor dice que los niños “nos ponen a prueba” (3 ocasiones) o que “tantean nuestros límites” (2) me llega a parecer un poco insultante hacia ellos. Cuando has leído algo de neuropedagogía entiendes que un niño no es capaz de hacer lo que dice el autor. Es nuestra interpretación como adultos a un comportamiento de un niño, que está más dominado por su parte emocional que racional. Si bien es cierto, creo que también pueden ser problemas de la traducción del libro. Yo lo he leído en español y siempre habla de “tu hija”, no usando un género neutro en las descripciones, sino más bien femenino. Pero, aunque quizás la traducción haya fallado en el sentido de repetir muchas frases, tengo la sensación de que el autor piensa que el niño siempre está en constante ataque hacia sus padres/educadores, poniéndolos siempre a prueba. Y eso no me ha parecido muy Montessori la verdad.

En resumen, creo que si ya tienes conocimientos sobre el método y algo de neuropedagogía (para no hacerle demasiado caso al capítulo 4), puede ser un libro útil para darte ideas con los peques. Pero tampoco lo he visto como para best seller… ¿Lo has leído? ¿Qué opinión tienes de él? Quizás yo lo he visto con ojos demasiado críticos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *