Navidad y Reyes Magos

En casa no somos ni católicos ni creyentes. No profesamos ninguna religión ni creemos en ellas. A pesar de que mucha gente opina que la religión, en concreto la católica, puede aportar buenos valores a los niños, nosotros consideramos que aportar buenos valores no tiene por qué ir ligado de educar en una religión.

Tanto mi “marinovio” como yo nos hemos criado en el seno de familias católicas, hemos hecho la comunión y yo incluso estoy confirmada. Pero al llegar a la edad adulta nos hemos dado cuenta de que no estábamos de acuerdo en la mayoría de las cosas que se profesan, por lo que decidimos desvincularnos de ella. Incluso yo he estado muy vinculada a la Semana Santa de Lorca, que es nuestra gran fiesta y está declarada de interés turístico internacional. Sin embargo, al ser mamá, me he planteado tantísimas cosas que creo que ese tema merece un estudio más concreto sobre qué queremos para nuestra hija.

En particular, este año, dado que Valentina ya es algo más grande (bueno, si 21 meses se considera grande 🙂 ), es cuando de verdad nos hemos planteado qué hacer con la Navidad y los Reyes Magos.

De momento, tenemos muchas dudas. Por un lado, no queremos mentir (aunque sea piadosamente) a nuestra hija. Además de que nos parecen unas fechas de excesos tremendos: comidas por doquier, regalos excesivos… Pero por otro lado, parece que te da un poco de cosilla no hacerla partícipe de días tan mágicos. Y por supuesto, que vivimos en un país con muchísima tradición en ese sentido y, aunque no estés de acuerdo con ello, también quieres que tu hija viva en sociedad…

Lo cierto es que es un tema bastante peliagudo. Si ya es difícil lidiar con familia y amigos sobre el tema de la educación, imaginad con el tema de la religión… Mi abuelo siempre me decía que si no quería problemas, no hablara ni de política ni de religión jeje (te quiero Paye, te echo de menos). Además se suma que a mí en particular no me gustan naaaaaaaaada de naaaaaaaaada estas fechas. Así que juntamos el hambre con las ganas de comer…

Este año, con todas nuestras dudas, hemos celebrado la navidad como siempre. Lo que viene siendo de libro: árbol de navidad, comidas y cenas, cabalgata de reyes y regalos de más.

Por nuestra parte hemos regalado a Valentina únicamente regalos educativos. Este año le ha tocado el arco iris Waldorf, unos nins que pinté a juego con los colores del arco iris, y un libro pop-up que nos tiene alucinados: “Alice’s Adventures in Wonderland” de Robert Sabuda

Arco iris Waldorf aquí
Nins de Tiger
Alice’s Adventures in Wonderland
Podéis ver un vídeo del libro aquí

Yo pedí libros sobre pedagogías y educación, y me llegaron “Aprender a vivir con niños” de Rebeca Wild, y “Cómo educar niños maravillosos con el método Montessori” de Tim Seldin. Y para mi marinovio ropa de invierno, que siempre le viene bien. En nuestro caso han sido reyes algo austeros, pero dado nuestros sentimientos encontrados y que también este año en particular yo me encuentro en una situación laboral muy complicada (ya van 4 meses sin cobrar -paro a ver si llegas pronto…) pues es lo que tocaba. La familia por supuesto ha regalado todo lo que ha querido, y así nos gusta que sea. Si yo no estoy de acuerdo con la navidad y los reyes, por supuesto no voy a hacer que todo el mundo piense igual que yo. Para ellos es algo mágico y con mucha ilusión preparan todas estas fechas. Y eso se nota y nos gustará siempre, sea ligado a la religión o sea simplemente por querer estar con su familia.

Valentina todavía no se da cuenta de lo que pasa. A pesar de haber ido a ver la cabalgata y demás, pues para ella no es más que un espectáculo de luces, colores y música, pero le da igual que sean reyes magos o carnavales…

Creo que una buena manera de enfocarlo sería como unas fechas en las que la gente se demuestra más que nunca lo que se quieren, juntándose para estar en familia (incluso a pesar de las distancias) y haciéndose regalos para demostrar ese afecto. La verdad es que aún no hemos decidido al 100% cómo afrontar este tema, pero creo que para el próximo año ya deberíamos tener una idea clara de qué hacer. Tenemos un año entero para pensarlo.

¿Cómo lo hacéis vosotros? ¿Sois de los que seguís la tradición, pese a todo, hasta que llegue el día en que vuestros peques ya pierdan esa inocencia? ¿O por el contrario os planteáis también otras maneras de vivir estas fechas? Nos encantaría tener más visiones. La diversidad es lo que nos engrandece como seres humanos.

4 opiniones en “Navidad y Reyes Magos”

  1. Pues sí, tema espinoso. Yo no puedo darte consejo, porque por mi parte sí que soy creyente, aunque bastante alejada de la Iglesia como institución (Manolo lo es, a su manera), así que sí le hablo a mis hijos de la Navidad desde un punto de vista religioso. Pero aún así, lo enfoco más como has dicho, en que es una época para estar más con la familia y amigos, en demostrarnos más lo que sentimos, etc.
    Huímos siempre de los excesos, pero nos acaban pillando, sobre todo en comida (aquí entono el mea culpa, porque me encanta la cocina y estas fechas son mi excusa para lucir, jeje). En cuanto a los regalos, sí que llevamos a vara a la familia, pero siempre hay quien se sale del tiesto. Este año es el primero que el mayor entendía lo que ocurría, y cuando empezamos hace unos meses a hablar de la Navidad, en ningún momento le contamos lo de los regalos, incluso se enteró que Papá Noel dejaba regalos en la misma Nochebuena y porque llegó una tía de Manolo con algonpara ellos a la cena. Y los Reyes, siempre hay una primera parte larga en la carta en la que contamos cosas del año y pedimos por la salud y la felicidad de todos, como si ese fuese el objetivo.
    Me ha encantado el post. Difícil obviar las fiestas. Qué harás en Semana Santa? Cómo lo enfocarás? Porque en Lorca tampoco nos podemos evadir de eso. A lo mejor te sirve de referencia lo que vayas a hacer respecto a esa época para enfocar esta. No sé si me explico. Quizá sea que una la vives con pasión, aunque no sea una pasión religiosa, y la otra no, como dices.
    Bueno, que no lo sé y es cierto que si vas a continuar o no con la magia de los Reyes y demás, tienes que empezar a hacerlo el próximo año porque ya Valentina reconocerá muchas cosas

    1. Gracias Inma por tu comentario!!!

      La verdad que el tema de Semana Santa también es delicado. Lo que pasa es que en Lorca hay más fiesta que fé, creo yo. Por lo que me lo tomo también un poco como ser del Madrid o del Barça. Encima Agus es azul y yo blanca así que tenemos tema para rato jejeje

      Creo que contarlo como parte de una historia también es buen enfoque, como si fuera un cuento.

      Nos toca darle al coco 🙂

  2. Hola iria yo si dejo q mi niña crea en los reyes magos es algo muy bonito. En cuanto a regalos no soy partidaria de atiborrarla a juguetes. En el árbol de casa solo había un libro para ella un perfume para mi y un pijama para mi marido. Y como tu dices en los árboles de las de más familias pues imaginate…. ya me contaras q tal los libros cuando los leas…. un besico. .. estamos a 15km😘

    1. Hola Encarna! Gracias por tu comentario. La verdad es que fórmulas hay muchas y todas son igualmente válidas. No hay nada mejor ni peor, simplemente algo que es perfecto para cada caso 🙂

      En breve pondré un post sobre los libros que me han regalado. Uno de ellos está ya casi terminado jeje

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *